testimonios coaching mariaCuando decidí hacer coaching con Carolina el método me pareció muy interesante, siempre he creído que a veces si te echan una mano en algún momento de tu vida, te es más fácil conocerte mejor, cambiar tus perspectivas, darte cuenta de cosas que estaban ahí pero no sabías encontrar…

Mi objetivo era mejorar la seguridad en mí misma, y con mi experiencia puedo asegurar que es posible trabajar aspectos personales como decisiones, actitudes, etc.

Algo que me gustó mucho es la intimidad del trabajo. Soy consciente de que mi falta de seguridad viene dada por unos motivos. Sin embargo Carolina no indagaba en cómo se había formado todo eso, sino que me escuchaba para ayudarme a identificar aspectos y a partir de ahí poner en marcha acciones con intención. Ese respeto a la intimidad es algo del proceso que valoro mucho.

Destapé una falsa creencia. Al principio pensaba que iba a recibir instrucciones que contestaran a ¿y ahora qué hago?; lo que no fue así. Carolina, como coach me orientó en todo momento, me sacó de las situaciones de bloqueo mental (que fueron muchas) y relajó mi frustración gestionando el proceso de preguntas y respuestas para identificar los pasos.

¡Qué gratificante es conseguir una respuesta que crees que no tienes, pero que está ahí! y eso sin mi coach no lo hubiera conseguido por mí misma.

Fueron momentos a veces muy divertidos y otros, más costosos. Con un compromiso por ambas partes, fundamental para que hubiera efectividad.

La experiencia fue muy positiva, mi objetivo general conseguí desmenuzarlo en dar pequeños pasos, cambiar actitudes y en definitiva mejorar y enfocarme.

Y lo sigo llevando conmigo, de hecho, todavía tengo presentes algunas de las imágenes, como una escalera, y ejemplos que utilizó en las sesiones. Todo lo que aprendí lo he trasladado a diferentes momentos de mi vida. Ahora soy más analítica, intento dividir las cosas en pequeños pasos y así seguir avanzando poco a poco.

Estoy segura que si siento que me bloqueo con algo volveré a recurrir al coaching con Carolina ya que facilita el proceso y hace que la frustración o el cansancio no te haga tirar la toalla.

Gracias Carolina por la ayuda, la paciencia, la profesionalidad y cercanía

― María. 37 años. Profesora de educación especial