Venir a hablar cada sesión con Carolina ha sido para mí una experiencia sin duda muy positiva. Superó mis expectativas de lo que sería y me dio herramientas para mejorar.

Gracias a ti Carolina volví a confiar en mí y a ver mi lado positivo. Recuperé mi autoestima y me creí lo importante que soy y lo importante que es mi opinión, no menos que la de nadie.

Mejoré mis relaciones con los demás y me apoyaste en los malos momentos.

Ha sido un proceso muy ameno inclusive entretenido.

Gracias por tu empatía, por estar siempre sonriendo y por tener conversaciones en la misma confianza que podría tenerlas con un amigo.

― L. 17 años