empatía = comprender. qué es y para qué sirve

empatíaSeguro que has oído hablar de la empatía, de ponerse en el lugar del otro. Y tal vez pienses que a tí se te da muy bien.

Pues hoy tal vez te haga dudar sobre ello. Sigue leyendo y descubre cual es la verdadera empatía, cómo puedes trabajarla a nivel personal.

Ya te adelanto que entender no es comprender

Hace un tiempo en una charla sobre comunicación con la pareja, una señora se quejaba de su marido y de que no era  nada fácil hablar con él. Le pedí que me diera un ejemplo y esta fue su respuesta. “Ayer, mientras jugaba el Madrid, yo me acerqué a preguntarle si quería cenar tortilla o salchichas y me soltó unos gritos!!! No lo entiendo, solo era una pregunta rápida y mira lo que hizo… yo no puedo… siempre igual… “

Entonces, la miré y le pregunté, “¿Esa cuestión era urgente o podía esperar al descanso del partido?” A lo que me dijo, que podía esperar, y sonrió, dándose cuenta de lo sucedido.

Gracias a la empatía podemos mejorar las relaciones con las personas de nuestro entorno, a nivel de pareja, de hijos, de trabajo. Y esto siempre es un logro que merece la pena. 

Normalmente empatizamos mal, porque cuando nos ponemos en los zapatos del otro pretendemos entender, desde la razón, porque se siente así. Buscamos razones.

Por ejemplo, nuestra amiga nos explica el enfado que ha tenido en el trabajo. Y piensas:

” claro, es que tiene mucho trabajo y no se organiza bien porque es nueva en el puesto”. Y además te sale darle algunos consejos, “¿has pensado en comprarte una agenda? ¿has hablado con tu jefe sobre el tema? Yo en el trabajo me escribo notas en post-it para acordarme de todo.”

Es posible que tu amiga, asienta y vuelva con su enfado. “No me entiendes, lo que pasa es….” y sigue contándote lo ocurrido otra vez.

Tal vez pienses que estás empatizando con ella. Que tu la entiendes,  y que es ella la que no se deja ayudar. Pero no es así. ¿por qué? Porque buscas entenderle en lugar de comprenderle.

Cuando entiendes, usas la razón. 

Cuando comprendes, usas el corazón, la emoción. Y esta es la verdadera empatía.

¿cómo empatizar de verdad?

Cuando tu amiga te cuente esa situación que le ha hecho enfadar, debes fijarte en la emoción que siente, no en el contexto. Puede ser agobio, frustración, enfado, incompetencia, etc. Sabiendo o intuyendo esa emoción, busca en tí, en tu pasado, una situación en la que sentiste lo mismo. No tiene porque ser en el trabajo, puede ser en casa, por la calle, con tu familia.

Recuerda aquella etapa, como te sentías, lo que te suponía a nivel psicológico, emocional, social, familiar.

Una vez que tengas esa información tuya, podrás hablarle y explicarle tu recuerdo. Será entonces cuando empatices de verdad, y podrás comprobarlo si tu amiga abre los ojos y dice, “¡eso es!”

Enhorabuena, porque entonces estaréis teniendo una conversación útil que tu amiga va a agradecer.

Sobre darle consejos, mejor no, a no ser que ella te los pida. O si quieres, puedes preguntarle, ¿te puedo dar un consejo? Si lo quiere adelante, y sino, nada. En este caso no te lo tomes a personal. Probablemente solo necesita ser escuchada y ha decidido que seas tu esa persona que la acompañe. Te quiere a tí, no a tus consejos.

Los consejos a veces se necesitan, porque tienes dudas sobre qué hacer o no hacer. Pero otras veces no, e incluso se siente rechazo hacia ellos. Porque en ese momento solo necesitas que te escuchen, que te comprendan y poder desahogarte.

¿a qué sí?

La empatía sirve para comprender a las personas que tenemos cerca y repercute positivamente en las relaciones con los demás. 

Te pongo varios ejemplos: Tu pareja es muy de ver deportes/ir de compras/planificar viajes/ (lo que sea). Tus hijos acaban de recibir una nota baja con respecto a sus expectativas / sus amigos no le han contestado al whatsapp inmediatamente / no sabe que ponerse para salir

En cada uno de esos casos, habrás racionalizando la situación y por eso no consigues ponerte en su lugar. 

Habrás pensado algo similar a esto:

(pareja) Que haya perdido su equipo no es el fin del mundo/pues si no se puede comprar el pantalón en negro que lo coja en otro color/que más da un hotel que otro

(hijos) La próxima vez se estudia más y ya está/ ya le responderán más tarde que igual no lo han visto/ tampoco es para tanto el modelito

Pero, que ocurriría si ahora piensas en ese momento en que no conseguiste lo que querías, algo que deseabas muchísimo. Acudes a la tienda y ya no está el artículo que querías comprar, o la oferta ya no está disponible. En el trabajo no te dan los días libres que pediste, o ese aumento salarial. La reserva para el concierto, el cine, o el hotel es cancelada.

En cualquiera de esas situaciones te sentirías con frustración, enfado, desesperación, etc, igual que tu pareja o tus hijos en los ejemplos que te decía. A partir de aquí, actúa y habla como si fuera por algo te haya ocurrido a tí, valiéndote de los conocimientos que tienes sobre ellos.

Es decir, dales un beso, cabecea sin más, pospón esa pregunta para más tarde, etc. Y seguro que les ayudas a sentirse mejor.

A partir de ahora, te animo a que empatices = comprendas para mejorar vuestra  relación, vuestra comunicación y sobre todo para sentiros más cerca el uno del otro

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s