la clave para mejorar tu comunicación con tus hijos y tu pareja, y 3 fallos a evitar

Esta semana estoy preparando una formación sobre comunicación y habilidades comunicativas, y no he podido resistirme a compartir contigo una de sus claves.

La comunicación es clave en las relaciones humanas. Con tu pareja, con tus hijos, con tus compañeros y hasta con el dependiente del super. 🙂

En programación neurolingüística hay una máxima que dice:

“el mapa no es el territorio”

la clave para comunicarte mejorDos personas que observen la misma imagen procesarán una información distinta, ya que, para que ésta llegue a nuestro cerebro, pasa por varios filtros como nuestras expectativas, valores, creencias, estado físico y emocional.

Y si además estamos en una conversación, influyen el lenguaje no verbal al 93% y las palabras que se estén utilizando al 7%.

Cuando vas al super y preguntas: “por favor, el tomate natural, ¿dónde está?” Tu puedes referirte al tomate para ensalada y el dependiente pensar en el tomate en lata para freír.

En este caso la confusión solo nos llevaría a darnos un par de vueltas por el super hasta encontrar lo que necesitamos, pero si la situación es una conversación para llegar a un acuerdo, o con alguien cercano que tiene una preocupación, entonces la cosa se complica.

Cuáles son los fallos

Dar por hecho:  si mi hijo me dice, ” mamá, pocoyo” y le pongo dibujos en la tv. Cuando en realidad me quería preguntar si había visto su muñeco.

Si noto a mi pareja con mala cara y pienso será por algo que le he dicho. Entonces yo me pongo a la defensiva por si acaso, y se crea un ambiente tenso, cuando puede que sea por algo del trabajo.

Anticipar. Si veo que mi hijo se está llevando la mano al gorro de lana, y le digo, “¡no te lo quites que hace frío!” Cuando resulta que solo se rasca, se lo vuelve a colocar y sigue andando.

Si mi pareja me dice, “hoy en el trabajo he tenido una discusión con fulano…” Y yo le respondo, “Es que ese fulano… o es que no deberías entrar a discutir… o es que siempre estas discutiendo… o es que mejor que lo hagas así y le digas las cosas claras”. Cuando resulta que la discusión fue por el partido de fútbol y si hubo penalti o no.

Procesar la información que recibimos juzgando con nuestros filtros de expectativas y creencias. Si mi pareja me dice, ¿qué vas a hacer ahora? y yo lo interpreto como una forma de control, le pongo mala cara y le digo, “pues muchas cosas”. Cuando en realidad solo quiere saberlo para poder organizar la tarde juntos.

Qué podemos hacer

Mantener una escucha activa. Esto significa que escuches hasta el final, sin juzgar.

Cuando se acerquen tus hijos a explicarte lo que sea, deja lo que estés haciendo en ese momento, mírales a los ojos y escucha con paciencia. Escucha con los 5 sentidos, sin pensar en lo que le vas a decir, en que eso no es así o asá, o en que vaya tontería, porque si para ellos es importante para tí también.

Si justo en ese momento no puedes atenderle como se merece porque estás en una llamada, con la sartén en la mano o aparcando, explícale que espere un momento a que termines y que entonces podrás escucharle al 100%

Pregunta. No interpretes lo que te quiere decir. Si alguna frase te ha creado duda, cuando haya acabado pregunta a que se refería cuando decía “…” para que concrete y puedas comprenderle mejor. Además le ayudas a que él mismo también lo haga.

Antes de dar un consejo, pregunta para que te lo cuenta porque tal vez solo quería desahogarse.

Si le notas mala cara, pregunta que le ocurre. Si es por algo que has hecho tú, es mejor resolverlo en el momento, y si es por otra circunstancia, tu estarás en calma y tu pareja también al poder compartir contigo su estado emocional.

Pregunta, pregunta, pregunta. En coaching la pregunta es fundamental en el éxito del proceso. Provoca reflexión, toma de conciencia, y soluciones. Es la clave de una buena comunicación.

La comunicación implica conocimiento sobre tus hijos y tu pareja, confianza, tranquilidad y estabilidad.

Mejora la comunicación en casa y estarás potenciando la confianza con tus hijos y tu pareja. Les estarás mostrando que te importan y te interesa lo que les ocurre, y por tanto, asentando unas bases sólidas y duraderas en vuestra relación.

Si quieres saber más sobre mi forma de trabajar, puedes llamarme al 665925371 o rellenando el siguiente formulario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s