ya llegan los Reyes Magos…cómo hacer la lista para mis hijos

pasos para escribir la carta a los reyes magosTurrones en los supermercados, anuncios interminables de colonias y por supuesto catálogos de juguetes ya disponibles. A mitad de noviembre ya nos anuncian que llega la Navidad.

Igual te sorprende que hable de este tema con tanta antelación, y lo voy a hacer por una razón que luego te cuento.

La elección de qué pedirles a los Reyes Magos para tus hijos no siempre es una tarea fácil. Entran en juego varios factores, lo que ellos quieren, lo que tu quieres, lo que la familia opina, el presupuesto, etc.

Cómo gestionar la carta a los Reyes Magos:

Vamos por pasos

Primero:

Observa a tu hijo: de ahí que te hable con antelación sobre este tema. Me gustaría que observaras con qué juegan tus hijos. De todo lo que tiene en casa, ¿con qué se entretiene más?

Mira la edad recomendada en las cajas, pero sin encasillar a tus hijos. Es decir, cada peque es distinto, la edad es un factor, pero me parece más importante su desarrollo evolutivo. ¿Qué es lo que le llama la atención del mundo que le rodea? ¿Sobre qué te pregunta? ¿qué tipo de actividades le motivan más? ¿cómo es tu hijo?

Tampoco te adelantes. ¿tu te comprarías un abrigo en verano? o ¿te comprarías un andador pensando en tu vejez cuando ahora tienes 45 años?

Cuando tu haces un regalo de cumpleaños a un adulto seguro que atiendes a sus intereses, sus hobbies, si le va a dar utilidad. (aunque también conozco muchas personas que junto al envoltorio incluyen el ticket regalo sabiendo que lo vas a cambiar, o directamente una tarjeta regalo con dinero para que tu te compres lo que quieras. Estas personas no pierden tiempo en el otro, lo ganan para ellos.) En mi opinión, hacer un regalo requiere de tiempo y de empatía.

Regalar una bici que te parece muy completa a una persona que no le gusta hacer ejercicio… ¿para qué? regalar una bufanda que te parece muy bonita a alguien caluroso, ¿para qué? Regalar una corbata que te parece muy elegante a alguien que nunca le has visto en traje, ¿para qué? Y ¿¿para quien?? Pues con tus hijos es lo mismo.

No les pidas a los Reyes lo que te hace ilusión a ti, sino lo que les hace ilusión a ellos y van a disfrutar

Segundo:

Busca juguetes que se adapten a lo que anteriormente has observado. Valora la sencillez. Los juguetes tienen que ser una herramienta para el juego y no el juego en sí. Un muñeco que habla, se mueve y tiene luces, ya no necesita de la imaginación de tu hijo para que le ponga voz.

  • puzzles y libros
  • creatividad y motricidad fina: construcciones, pintura, música, ciencia, plastilina, etc.
  • juego simbólico: casitas, muñecos, cocina, médicos, disfraces, etc.
  • juegos de mesa: estrategia, equilibrio, equipo, puntería, etc.
  • actividad física y motricidad gruesa: bici, patinete, patines, comba, pelota, etc.
  • sensoriales para los más pequeños

Elige un juguete que se adapte a los intereses, curiosidad y necesidades de tu peque.

Prioriza intereses. No se trata de que sean muchos regalos, sino que sean adecuados para tus hijos. Mi consejo es poco y bien. A veces los Reyes traen una bici y puede quedarse meses en un rincón hasta que sea usada, simplemente porque todavía no era el momento.

Tercero:

Gestiona la lista para toda la familia. Comprendo que esto puede ser difícil a veces, pero quien mejor conoce a tus hijos sois el papá y la mamá, así que no permitáis aquello que no os guste por mucho que os insistan, o incluso os chantajeen. 🙂

Reparte la lista entre las personas que hacen pedido a los Reyes Magos y Papá Noel para que los regalos estén equilibrados.

Después de saber cuales son los pasos toca ponerse a la acción. ¡Manos a la obra!

En casa, cada anuncio de la tv es un “eso lo quiero y eso también, y eso me lo voy a comprar” pero estas son las frases que me están dando pistas, las que voy a tener en cuenta para la lista de Reyes:

  • mamá voy a poner una canción
  • mamá dame una cuerda para hacer un gancho
  • mamá vamos a jugar a la casita, (que es un caja de cartón a la que le abrí puertas y ventanas)
  • mamá que pone ahí (señalando los ingredientes, un prospecto o la alcantarilla del suelo)
  • mamá yo te ayudo (con las herramientas, en la cocina o al destender y plegar la ropa)
  • mamá vamos a leer un cuento, y ahora tu me dices, donde está…

Espero que los pasos y mis pistas te sean muy útiles. Si te ha gustado el post, dale a me gusta, comparte y suscríbete al blog para estar al día de todo lo que publico.

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s