el asco: lo que sabes, y lo que no tenías ni idea de que fuera por esta emoción.

El asco

Qué significa el asco

El asco es una emoción básica que significa rechazo.

Su intención positiva es ayudarnos en la supervivencia, ante una comida en mal estado que huele mal o tiene mal aspecto, ante animales como las ratas que son propagadores de enfermedades, o bichos como las cucarachas que viven entre basura.

La tenemos muy asociada a las comidas, pero en realidad tiene mucho que ver con los 5 sentidos.

Nos da asco la comida en función de su textura, su olor, o su color.

Por ejemplo a mi me da mucho asco el pulpo por esa textura tan “babosa” que tiene al paladar. Aunque no soy mucho de carne o pescado y soy más de verduras, ambos alimentos antes de freírlos me dan asco por su olor. Ahora como adulta lo controlo, pero recuerdo que de pequeña tenía que salir de la cocina cuando mi madre la preparaba.

Las personas, los lugares, también nos dan asco en función de lo que nos transmiten los sentidos sobre ellos. Es muy evidente, pero cuando vas en transporte público a las 20h un día en pleno agosto…. seguro que sentirías asco. O si entras en un lavabo que no sabe lo que es la lejía.

El asco no solo está presente cuando comemos, sino durante todo el día.

Lo que no sabías del asco, es que puedes sentir asco por las personas, por sus actitudes, sus palabras, sus comportamientos, en función de tus propios valores.

Por ejemplo vas por la calle y pasa por tu lado una mujer con el pelo muy cardado, maquillada, con muchas joyas y un abrigo de pieles. Despide un olor intenso por su perfume. Su postura es recta y su mirada al frente, con unos andares firmes.

Depende de los valores que te definan como persona vas a sentir asco o no. Tal vez solo por el perfume, por su abrigo o por su mirada. Y sin darte cuenta tu cara va a reflejar una micro-expresión de asco.

  • Puede que en tus valores prime el amor por los animales y ese abrigo de pieles se confronte contigo.
  • Puede que esa mirada al frente te haga sentir que esa mujer “va de superior”
  • Puede que en tus valores el dinero no sea una prioridad y verle con las joyas te produzca rechazo.

Porque de eso te informa el asco, rechazo.

Te produjo asco esta situación imaginaria? si? Ok. Entonces, si ahora te digo que esa mujer lleva bisutería, el abrigo es sintético y va maquillada para ocultar una marca de nacimiento, de la que se siente profundamente estigmatizada, ¿qué te pasa por la cabeza?

Has rechazado a esa mujer sin conocerla. 

Cuando se produce una situación muy intensa emocionalmente nuestro cerebro guarda todos los detalles, y posteriormente, es posible que se produzcan asociaciones entre la emoción, una situación y un detalle concreto del mismo.

Por ejemplo, tal vez en el trabajo, un compañero suele hacer bromas acerca de las mujeres y eso te produce bastante asco. Tal vez ese compañero suela ir vestido con camisa azul o zapatos de punta estrecha.

Por asociación, y por que la situación es lo suficientemente impactante para tí, posiblemente los hombres que lleven camisa azul o zapatos de punta, a priori te producirán una sensación de asco, y no te acercarás a ellos de forma inconsciente.

Si estás en la cola del supermercado y puedes elegir, sin darte cuenta, te irás a otra donde la persona de delante use deportivas.

Saber lo que nos produce asco es una información muy importante, como todas las que nos ofrecen las emociones. ya que podremos decidir de forma consciente y lógica en lugar de solo emocionalmente. 

Si todavía no te conoces, entonces es posible que cuando comentes como ha sido tu primer día de trabajo digas algo así como “mi nuevo jefe es un ~*#%~@###!!!!

asco1En resumen, el asco significa rechazo y cuando lo sentimos nuestra nariz se arruga con un gesto de retraimiento hacia atrás, nuestra boca se contrae en cierre dejando un pequeño espacio para que pueda salir la lengua hacia afuera,  nuestros ojos y nuestros oídos se entrecierran y nuestra piel se eriza. Todo nuestros sentidos dicen no. 

Nos produce asco ciertas comidas como por ejemplo comer bichos y esto es un componente cultural, porque en otros países son un manjar.

Y como he dicho antes, también las personas que por su aspecto, olor, comportamiento, etc, nos produce rechazo. Ya sea por algo real, es decir un abrigo de pieles naturales o unos chistes sobre mujeres, o sobre una asociación pasada, como un hombre con camisa azul.

Las emociones son parte intrínseca de nuestro yo, estando presentes todo el tiempo, todos los días.

Conocer la información que nos transmiten nos ofrece la posibilidad de gestionarlas conscientemente y decidir qué hacer usando el equilibrio entre razón y emoción. La otra opción es dejarnos llevar solo por la emoción, sin saberlo, con todas las consecuencias que eso puede significar.  

¿Qué decides?

Para otro día dejo pendiente el tema del asco y los peques. El tan angustioso tema de “Mi hijo no me come”


Si quieres conocerte y gestionar tus emociones, puedo apoyarte a través del coaching.

>>>alcanza la calma aprendiendo a gestionar tus emociones

Si como mamá o papá te interesa aprender sobre emociones y su gestión para apoyar a tus hijos en su desarrollo, entonces, reserva ya tu plaza. La escuela comienza el 5 de noviembre!!

>>> Escuela de papás y mamás

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s