operación pañal 3, la definitiva, creo

operación pañal 3, la definitivaParece que fue ayer cuando te contaba mi experiencia personal en la tan controvertida tarea de quitar el pañal, pero ya ha pasado un año.

En mi caso no era un tema tan “urgente” ya que Mario no empezaba el cole en septiembre. Pero sé de muchas mamás agobiadas por ese motivo. ¡Dios mío mi peque empieza el cole en septiembre y tiene que ir sin pañal!

Aunque todos sabemos que cada niño necesita su proceso en el control de esfínteres, esto no es tan fácil de cuadrar con los centros escolares que piden, por motivos organizativos (un-a profe con 23 niños y niñas), que los peques sean autónomos para ir al baño.

Para muchas mamás esto es un agobio. Enfrentarse al verano con la misión de quitar el pañal. Si bien, cada vez se escuchan más voces que no están dispuestas a hacerlo a contrarreloj, que planean hacerlo respetando el proceso de su hijo-a y  ” si no se llega a tiempo”, buscar otras soluciones, como solicitar una persona de apoyo en el aula.

 cómo ha evolucionado mi pequeño en el control de esfínteres durante este año

Deseo compartir mi experiencia personal, el “bache” que tuvimos, por si te has encontrado en una situación parecida que sepas que les pasa a otros niños, por si tienes miedo de que ocurra, que sepas que hay soluciones.

Sobre todo quiero transmitirte que no es lo mismo leer indicaciones que llevarlas a cabo, que cada niño-a es distinto-a por muchos hijos que tengas, que cada momento es diferente y que lo importante es adaptarse buscando soluciones.

Como te contaba en el artículo operación pañal parte 2, llegó el verano con un buen control de esfínteres, sin pañal ni por el día ni por la noche.

En septiembre empezó la guardería y hacia finales de ese mes hubo un pequeño bache. De repente se hacía pis sin más, sin avisar que tenía ganas. Venía a decirme que ya se había hecho en el suelo.

Fue tal el cambio, (hubo días de hasta 8 veces), que le llevé al médico para descartar un problema fisiológico, que efectivamente se descartó.

Pensando mucho en cuales pudieron ser las causas me vinieron a la cabeza las siguientes:

  • En las vacaciones fue un poco descontrol, con tanta piscina y playa, él estaba siempre mojado y creo que a veces se hacía pis sin darse cuenta.
  • el inicio de la guardería, una nueva etapa
  • el destete

Creo que fue un conjunto de las tres, y siento que la que más influyó fue la última, aunque nunca lo sabremos con certeza.

qué hicimos

  • Volver al principio
  • Recordarle que debía avisarnos,
  • leer el cuento de ratón y motivarle para que hiciera en el orinal,
  • reconocerle cada pequeño paso hacia el hecho de ir al baño.
  • si se hacía pis decirle “no pasa nada de nada”
  • evitar enfadarnos con él porque era contraproducente
  • gestionar mi frustración para no pasársela a él
  • paciencia y más paciencia

Y así, muy poco a poco, finalmente consiguió controlar el pis diurno. Fueron dos semanas durillas duras con fregona en mano, con días de más paciencia y días con menos.

La caca le ha llevado más tiempo, y puedo decir que desde hace 3 meses, es capaz de ir solito, sin tener que tomarle de la mano para que vaya porque notas que tiene ganas y prefiere seguir jugando que ir al baño.

Eso sí, si va y no sale a la primera se levanta y sigue jugando, eso de quedarse sentado esperando no va con él. Y yo le respeto.

El pis de la siesta y la noche, llevan un proceso distinto al diurno.

El pañal de la siesta me pidió él que se lo quitara. Ciertamente ya llevaba unos días que se levantaba seco, lo cual era genial y así se lo decíamos todos muy contentos. Y un día al acostarnos la siesta, porque la dormimos juntos “en la camita grande” me dijo, “mamá no quiero pañal, y yo le respondí, perfecto cariño, tu decides. Y desde ese día, ese pis también está controlado.

Ahora le llega el turno al pis de la noche. Lleva como una semana levantándose seco, y le he preguntado si quiere que se lo quite, pero me dice que todavía no por si acaso se le escapa. Ok. respeto su opinión y su decisión, así que de momento sigue llevando pañal de noche.

Este martes, me dijo que no quería pañal y se levantó seco. Pero al día siguiente me dijo que si lo quería. -De acuerdo- le dije. Prefiero que sea él mismo quien decida sin presiones,

conclusiones

  • Mi hijo ha tenido una maduración de esfínteres por bloques, y aunque a principios del verano pasado pensé que esa etapa estaba controlada, la realidad fue distinta.
  • Ante un “bache”, volvimos al principio. Aunque fue un momento frustrante, desesperante e incluso angustioso por si era un problema físico o incluso conductual, lo que de verdad funcionó fue simplemente empezar de nuevo, como si fuera la primera vez que aprendía a ir al baño solo. Sin juzgar ni buscar posibles razones, y sí soluciones.
  • Siento que ahora de verdad, la operación pañal llega a su fin y que en pocas semanas el pañal de la noche pasará a la historia.
  • Y si vuelve a tener otro bache, “no pasa nada de nada”

En septiembre vuelve la escuela de mamás, ¿te apetece aprender sobre inteligencia emocional desde una perspectiva de psicología positiva?, ¿te apetece aprender sobre límites, refuerzo y otros aspectos educativos importantes en la vida de tus peques?, ¿te apetece compartir experiencias con otras mamás?

Entonces, apúntate ya y reserva tu plaza!

Toda la info en: Escuela de mamás

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s