la importancia de la imagen que ofreces a los demás y cuándo esto se convierte en un problema

el que dirán…

la importancia de la imagen que damos y cuando se vuelve un problema¿Cuántas veces te has dicho que pensarán de mí al hacer o decir esto?

En cierta forma es normal ya que somos seres sociales que vivimos en sociedad y queremos encajar.

La adolescencia es una etapa en la que más se puede apreciar esta preocupación.

El adolescente, quiere tener un grupo de amigos, necesita la pertenencia y eso hace que todos se vistan parecido, escuchen la misma música, tengan unas palabras muy suyas, etc.

Es una etapa que también se busca la individualidad, por eso podrás encontrarte que un grupo de amigos llevarán un mismo estilo, pero a la vez, cada uno marcará su yo incorporando un detalle que le haga sentirse únic@.

Por ejemplo, el otro día me fijé en varias chicas, todas con el pelo larguísimo, shorts, camisetas de tirantes a la cintura y zapatillas blancas. Y a la vez todas distintas, con una cinta al pelo, con una tobillera, o con muchas pulseras de hilo en la muñeca.

Y llegaron los chicos, uno con los calcetines blancos subidos y otro con la gorra atada a la trabilla del pantalón. Mismo estilo pero marcando individualidad.

Y así surgen las llamadas tribus urbanas, los hippies, los rockeros, los canis y chonis, los pijos, los frikis… Unidos no solo por su forma de vestir, su música, o sus palabras clave, sino también por su forma de pensar

Yo recuerdo una etapa de mi adolescencia en la que antes de salir hablaba con mis amigas ” ¿qué te vas a poner?” y luego nos reuníamos todas con vestido o con falda y botas altas, .. que tiempos… Seguro que a ti también te pasó algo parecido.

Y crecemos saliendo de esas tribus urbanas para meternos en otras

O acaso cuando vas por la calle, ¿ no podrías adivinar a que se dedica cada persona que te encuentras? traje y maletín, traje y maleta de ruedas, traje y portafolios, tacones altos y maquillaje, ropa deportiva, arreglad@ pero informal, mono de trabajo, etc.

O cuando conoces a alguien y hablas por primera vez con esa persona, ¿no podrías intuir por su lenguaje verbal y no verbal, que tipo de trabajo tiene, su formación, sus ideas políticas, sus creencias religiosas?

Todos damos una imagen y normalmente buscamos dar una buena impresión en función de nuestras propias expectativas.

  • Por ejemplo, yo valoro mucho la sonrisa y doy  mi mejor versión cuando conozco a alguien.

El problema viene cuando quieres dar una imagen en función de las expectativas de los otros. Eso es misión imposible y te provoca miedo a hacer o decir, por lo que puedan pensar.

  • Y te preguntarás “¿Le gustará la sonrisa y sonrío, o preferirá la seriedad y mejor no sonrío…? Aunque igual entonces parezco muy seca…. ¿qué hago?!!”

Imagina un sillón negro de cuero y delante suyo a tres personas, una chica joven, una señora, un hombre mayor y un niño. ¿Qué pensarán cada uno de ellos sobre el sillón?

  • chica joven: el cuero no me gusta o el negro no está de moda.
  • señora: el cuero da elegancia o el cuero da calor
  • hombre mayor: perfecto para sentarme a leer el periódico o le falta orejeras
  • niño: ni se ha fijado a no ser que pongas un juguete

El cómodo sillón es el mismo y sin embargo cada uno va a pensar una cosa distinta. Porque no podemos ser la imagen  de las expectativas de cada uno que nos ve, nos oye y nos siente.

Tú eres tú, y si eres fiel a ti mismo-a sin juzgarte, serás libre de miedos sociales

  • Entonces las personas que se acerquen a ti, te querrán por quien eres y no por quien pretendes ser.
  • Entonces esas personas que se acerquen a ti, serán justo con las que conectes a la perfección o casi, que no hay nada perfecto 🙂
  • Cuando tu no te juzgues no te importará que los demás lo hagan sobre ti

No vas a gustar a todos, pero a ti tampoco te gustan todas las personas con las que te encuentras a lo largo de tu vida.

La autenticidad se basa en conocerte y quererte sin juzgarte.

Y entonces llega la seguridad en ti.

Si te has sentido indentificad@ con esta lectura, estás cansado-a de tener miedos y estás dispuesto-a a ser auténtic@, ponte en contacto conmigo y te acompañaré para conseguirlo.

Puedes llamarme al 665925371 o rellenando el siguiente formulario

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s