alcanza la calma aprendiendo a gestionar tus emociones

alcanza la calma aprendiendo a gestionar tus emocionesEn mi última sesión de coaching con una cliente que está trabajando su inteligencia emocional, me decía emocionada que no podía creerse lo rápido que estaba siendo el cambio y que quería seguir potenciando esa calma que ahora tiene y que le hacía tanto bien.

Imagínate que vas andando por la calle, alguien se cruza contigo y al mirarle a los ojos, piensas, uy, vaya cara de amargura tiene.

¿te ha pasado? a mi sí, fijarme en que tiene la boca caída, o las cejas fruncidas, o incluso los hombros demasiado rectos. Y con esas observaciones imaginar que le puede estar pasando a esa persona, como se podría sentir, que estaría pensando en ese momento para poner esa cara y ese cuerpo

Ahora te pregunto a ti, ¿tu qué cara llevas por la calle? Es decir, si me cruzara contigo por la calle y te mirara a los ojos, ¿que vería?

Nuestro cuerpo es el reflejo de nuestros pensamientos y de nuestras emociones.

Voy a contarte una historia imaginaria que podría ser la tuya.

Hoy te has enfadado en el trabajo, y al finalizar tu jornada piensas que lo has dejado allí.

De camino a casa, de repente, te viene el recuerdo, y entonces tu expresión, tu actitud, tu corporalidad, cambian. Pasas por el super y te das cuenta que te falta leche, así que entras un momento.

Decides no coger cesta porque solo es una cosa, te adentras en los pasillos y al final, son varios los elementos que cargas en los brazos, haciendo equilibrios con el bolso, el móvil, la chaqueta o lo que lleves en las manos. Compras aceleradamente, con rabia.

Llegas a las cajas y hay mucha fila. Ni te cuento como sube tu enfado.

Cuando llegas a casa, les dices, “no me hables, que vengo del super, y vaya con la fila, estoy que trino!”  Pero la realidad es que fue aquel recuerdo de tu enfado en el trabajo, el que ha desencadenado tu estado actual.

Y probablemente te acuestes pensando que menudo día tan horrible has tenido, y que la culpa de todo la tienen las filas del super.

Puede que busques relajarte cambiando de tema, poniéndote a hacer otras cosas o  respirando. Pero no es suficiente

Las emociones son parte de ti, igual que tus pensamientos, de hecho, ambas se encuentran en el mismo lugar, el cerebro.

Y aprender a manejarlas te va a ser de gran utilidad para vivir en equilibrio y tranquilidad.

A través de la reflexión de un proceso de coaching, vas a ser capaz de tomar conciencia de lo que te ocurre, (cuando surgen tus emociones, cuales son más duraderas, que pensamientos tienes asociados) y de encontrar herramientas (acciones, pensamientos, motivación) que te faciliten el cambio a la tranquilidad, el equilibrio y la calma.

Este cambio va a suponerte una mejora a nivel personal, de pareja, de amistad, de familia, laboral, y por tanto en tu día a día.

Y después de este proceso, cuando me cruce contigo por la calle, podré observar unos ojos brillantes, una boca sin curvas, unas cejas relajadas, unos hombros sin tensiones, que me indicaran tu bienestar.

Si te sientes reflejado-a en este post, quiero que sepas que aprender a gestionar tus emociones es posible y puedes conseguirlo.

Da igual si te han dicho que eres así o asá, lo que de verdad importa es quien quieras ser.

Contacta conmigo y te explicaré mi forma de trabajar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s