elimina las etiquetas de tu vocabulario, ayuda a tus hijos

peligro de etiquetarLas etiquetas son aquellas palabras con las que definimos a nuestros hijos, sobrinos, nietos, y a nosotros mismos.

Las decimos sin darnos cuenta, sin ser conscientes de la repercusión que pueden tener en ellos, pero es muy importante que aprendamos a identificarlas y a eliminarlas, sustituyéndolas por otras palabras y actitudes que luego te explicaré.

Estoy segura que alguna vez has dicho u oído algo parecido a esto:

  • Es muy tímido, igual que su padre (igual que yo, igual que…)
  • Es muy desordenad@, ya no se qué hacer con él-ella.
  • no se pega, mira que eres mal@
  • eres un desastre
  • eres super despistad@, apúntate los deberes, que siempre estás igual

¿Te suenan estas frases?

Cuando le dices algo así a tu hijo-a le estás etiquetando. Le estás diciendo como es, y tu hija-o se comportará en función de esas expectativas. ¡Peligro!

¿Cuáles son las consecuencias de etiquetar a mi hijo-a?

Señalas el comportamiento que no deseas y tanto tú como tu hijo-a os centrais en esa conducta. Y las próximas personas que le conozcan también lo harán.

Al decirle que es despistado, o vago, solo te estás fijando en una parte de su conducta.Y si esto lo comentas con una mamá en el parque o en el patio del colegio, no solo le estarás poniendo en evidencia sino que además, esa mamá tambien empezará a ver lo despistado que es. Porque proximamente su hijo, al cual tambien le habrá hablado de que fulano es despistado, le dirá las veces que no ha llevado hechos los deberes.

Si  le cuesta sentarse a hacer los deberes, o solo hace una parte, por ejemplo, etiquetarle no te deja ver ni preguntarte acerca de las causas de lo que ocurre.

Tal vez tiene dificultades de comprensión, de atención, de concentración, de motivación o incluso de visión.

Tu hijo-a va a creer que es así y por tanto algo inamovible. Creerá que por mucho esfuerzo que ponga en cambiar no será posible.

Si en el trabajo tu jefe te dijera; “siempre igual… este informe está fatal.” ¿Cuál sería tu motivación para hacer el siguiente informe. Y si te cambiaran de departamento, ¿qué crees que tu siguiente jefe va a pensar de ti, sabiendo que es amigo del anterior?

Además tendemos a relacionar varias situaciones con la misma etiqueta y utilizamos un lenguaje generalista. “Siempre igual, mira que eres vago, la habitación sin hacer, los deberes tampoco, no me ayudas en nada….”

Le dañará su autoestima y seguridad.

Si mis padres piensan de mí que soy un desastre, ¿cómo crees que me sentiré? ¿cómo crees que me enfrentaré a mis siguientes retos? ¿qué actitud emplearé para ello?

Si soy un desastre…. mis resultados, mi vida será un desastre…

¿Cómo evitar las etiquetas?

Sustituye el eres por el estás. El efecto que tendrán las palabras será completamente distinto.

No es lo mismo ser vago que estar en plan vago. El primero es contundente y alude a tu yo más profundo. El segundo es flexible, si estás de una determinada manera puedes cambiarla, si eres de una determinada manera no.

Así que la próxima vez que vayas a decir mira que eres… rectifica por mira que estás….

Comprende a tu hij@. Haz que se sienta escuchad@ y libre para poder decirte lo que piensa y siente

Pregúntate qué le pasa, para qué reacciona así, qué intención tiene al actuar de esa manera. Y busca soluciones con él o ella.

Si no está haciendo los deberes acércate a preguntarle, sin juzgar y por tanto sin prejuicios. “¿Necesitas ayuda? ¿comprendes los ejercicios? ¿Estás motivad@?¿qué es lo que menos te gusta?”

Escucha lo que tiene que decirte, y sin poner trabas a sus comentarios, promueve un diálogo para buscar soluciones. “Es que la profe no lo explica bien. -Hay alguien en tu clase que lo entienda?. Quien es?. Podrías preguntarle a esa persona?. Le has dicho a la profesora que no lo entiendes?. Qué puedes hacer la próxima vez?”

Anímale, refuerza positivamente cada conducta que se acerque a sus objetivos.

Si hoy se ha sentado delante de la mesa para hacer los deberes sin que le hayas dicho nada, sonríele y dile lo contenta que estás. Si se acerca a preguntarte por una duda sobre sus deberes, dale la enhorabuena.

Con esta actitud vas a motivarle a que lo haga cada vez más. Su foco y el tuyo estarán en lo que sí quereis.

etiquetas niños eresNi etiquetes ni permitas que otros lo hagan

¿Recuerdas los ejemplos que puse al principio? Vamos a re-leerlos con un nuevo sentido.

Es muy tímido, como su padre.  – Tal vez simplemente no le gusta hablar con los adultos, o prefiere jugar solo y de forma independiente, pero al escuchar que es tímido una y otra vez, al final creerá que lo es, cuando en realidad no es cierto. Y vivirá midiendo sus relaciones sociales el resto de su vida.

No se pega, mira que eres malo. – No me gusta lo que has hecho. No me gusta que pegues, me haces daño a mí y a otros, y tambien te puedes hacer daño tu.

Eres un desastre. Exactamente ¿a qué te refieres con desastre? Un desastre es un suceso que produce mucho daño o destrucción como un huracán, una inundación, un incendio. Realmente ¿tu hijo es un desastre? ¿O tal vez hace algo que no te gusta y/o consideras que no es adecuado para él? Entonces coméntale acerca de la conducta y no le digas que todo él-ella es un desastre.

Eres muy desordenad@. Sentaros juntos a hablar del tema, explícale porque crees que es bueno tenerlo ordenado y para qué le puede servir a él-ella. Ayúdale a que tu hijo-a encuentre una motivación, y una forma de hacerlo a su manera. Y la próxima vez que veas su habitación fíjate en lo que sí ha ordenado en lugar de lo que no, porque seguro que hay algo que ha conseguido y dale la enhorabuena por ello.

Y la próxima semana responderé a una pregunta que me hacen muchos papás y mamás en los talleres y charlas que imparto.

¿y las etiquetas en positivo son buenas o es mejor no decirlas?

Si quieres profundizar más en temas de educación para tus hijos, aplicando inteligencia emocional y desde una perspectiva de crianza positiva, te espero en mis próximos talleres de verano.

Más información sobre cursos y talleres para papás y mamás, y también para niñ@s y adolescentes

 

 

 

 

 

 

One response to “elimina las etiquetas de tu vocabulario, ayuda a tus hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s