cómo es el coaching para adolescentes y porqué es necesario para tu hijo o hija. Objetivo: creo en mí

Una de las recompensas de mi trabajo como psicóloga y coach de adolescentes, es la sonrisa de mis clientes cuando llegan a la sesión y les pregunto “¿qué tal estos días? “

Esa sonrisa abierta y sincera, es un indicador de que están avanzando, de que se sienten motivados y felices.

Es entonces cuando me cuentan sus logros, que se han acordado de mí, de lo que hablamos en esa o aquella sesión y que gracias a eso han seguido con fuerza el plan de acción y han sumado nuevos logros.

Y mi respuesta siempre es la misma, “enhorabuena por el trabajo que estás haciendo, eres tú quien lo está haciendo posible”. Y vuelven a sonreir con satisfacción ante el reconocimiento.

Una inyección directa a su autoestima

Por el despacho han venido chavales con distintas necesidades: estudios, relaciones familiares, relaciones amorosas, timidez, y no solo han mejorado en sus objetivos, sino que de forma transversal han logrado creer en ellos, ganando autoestima y seguridad.

Y esta es la fuerza interna que les va a ayudar a enfrentarse a los siguientes retos que la vida les ponga delante.

Cada cliente es único y por tanto cada proceso también, aunque para todos ellos procuro

  1. Una sonrisa de bienvenida que facilita un ambiente relajado y cómodo.
  2. mi mejor actitud de escucha activa. Esto significa que estoy atenta al 200% a cada palabra, a cada gesto, a cada entonación, y en consecuencia mi posterior intervención es la adecuada para el desarrollo de la sesión.
  3. la preparación de cada sesión en consonancia a la evolución del proceso
  4. la búsqueda de recursos útiles para cada uno de mis clientes según su individualidad.
  5. la improvisación-creativa y el humor, como mis aliados ante un posible atasco de sus pensamientos e ideas.
  6. Y por último y fundamental, el refuerzo positivo de cada logro. A veces me dicen, “Bah”, como subrayando que no es para tanto. Aunque les parezca minúsculo, les hago ver que no lo es. Siempre que hay un avance es imprescindible reconocérselo, al principio de forma externa para que poco a poco sean ellos mismos quienes lo hagan.

Este testimonio creo que plasma muy bien los beneficios de un proceso de coaching para los adolescentes.

Mi experiencia con Carolina ha sido genial, hubo buena vibra desde el primer momento y un ambiente de total confianza para poder contar mis preocupaciones y sentimientos más profundos sin miedo a ser juzgada.

Salgo de sus manos siendo otra persona, más fuerte, más completa y más segura de mí misma para afrontar sin miedo los obstáculos que la vida me ponga por delante porque CREO EN MÍ.

Y sobre todo más feliz porque ahora sé que soy capaz de hacer todo aquello que me proponga sin necesitar más reconocimiento que el que me da saber que estoy haciendo las cosas bien.

Gracias de todo corazón, Carolina.

Los adolescentes viven esta etapa en la que se afianza su personalidad y por eso me parece tan importante apoyarles y descubrirles lo maravillosos que son.

Mi objetivo es guiarles para que llenen su mochila con buenos pensamientos y sentimientos hacia sí mismos, que les ayuden para siempre.

Si es tu caso, si tienes un hijo o hija y quieres ayudarle en su paso por la adolescencia, para crezca en seguridad y autoestima, vamos a empezar ahora. Puedes contactar conmigo en el 665925371 o a través del siguiente formulario.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s