si no te gusta la Navidad, esto podría interesarte

Estos días, me llegan al correo Christmas y más Christmas, leo artículos sobre cómo podemos decorar, qué podemos cocinar, fotos de personas felices, en grupo, cantando…

si no te gusta la navidad, esto podría interesartePero la realidad, es que la Navidad, la vive cada uno, de una manera distinta.

Los hay que tienen un espíritu navideño tan desarrollado que son como pequeños sonrientes duendes de las luces.

Los hay que les gustan sin llegar a ser elfos. Como en mi caso. Me gusta disfrutar con la familia estas fechas, me gusta reunirme con los amigos para cerrar y abrir año, me gusta contagiarme del espíritu de los duendes navideños.

Los hay que les gustan porque hay días festivos, regalos y buena comida.

Y  hay personas a las que no les gustan. Las celebran por obligación, sin ganas, deseando que acaben cuanto antes.

No podría saber los motivos de cada una de estas personas, pero, para la mayoría de las que conozco se debe a un pasado infeliz que acude al presente.

Si esto es lo que te ocurre, tal vez se junten en tí, emociones de tristeza, de enfado, de miedo, de angustia, de soledad, de pérdida, incluso de vergüenza, invisibilidad o humillación.

Estos patrones emocionales, anclados en tu ser, son los llamados patrones improductivos. Cargas emocionales sin canalizar y que para deshacerte de ellos es necesario “sacarlos”

Para ello, te propongo el siguiente ejercicio de inteligencia emocional.

Cómo liberarte de patrones emocionales improductivos

Busca un momento tranquilo, en el que te encuentres con serenidad y buena predisposición, no te llevará más de 10 minutos.

Colócate en una posición cómoda, sin cruzar brazos ni piernas. Puedes cerrar los ojos para aumentar tu concentración. También puedes realizar una serie de respiraciones profundas para ayudar a prepararte para el ejercicio

A continuación, puedes ir realizando los siguientes pasos

  • Acepta tu responsabilidad: Estos patrones están ahí porque todavía no los has sacado, y la responsabilidad de hacerlo es solo tuya.

“yo acepto la responsabilidad de mi patrón”

  • Comprensión: Comprende que todos tenemos patrones improductivos, que todos sentimos emociones. Comprenderse a sí mismo es darse la posibilidad de avanzar

“yo me comprendo”

  • Aceptación: acepta que has asumido la responsabilidad de una situación pasada, de la influencia de otras personas en aquello que ocurrió, cuando en realidad no tenías la obligación de hacerlo

“yo me acepto”

  • Perdón: con la mano en el corazón, con verdadero calor hacia tí, perdónate para seguir adelante.

“yo me perdono”

Y a partir de ahora, si quieres, vive las Navidades con otro enfoque, puesto en el presente, puesto en el futuro.

Vive estas fechas como quieras vivirlas, cómo un duendecillo, con ganas o sin ellas, pero sobretodo sin cargas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s