qué hago para bajar mi enfado. cómo trabajar mi inteligencia emocional

Estos son los pasos para gestionar tu enfado de una forma saludable

que hago para bajar mi enfado

En otras ocasiones he hablado del enfado adolescente, o las rabietas.

Te indico los enlaces por si quieres recordarlos

¿Pero que haces tú cuando te enfadas?

A mí antes me podía durar un enfado un rato largo, no hasta el extremo de días, pero si bastante. Con todo lo que eso conlleva. Frustración, tristeza, ansiedad, parálisis, dolor de cabeza…

Desde que trabajo mi inteligencia emocional, resuelvo los enfados en el momento lo que me ayuda a volver a mi estado “natural”, tranquila y contenta.

El enfado:

Todos tenemos límites y son distintos para cada uno. Este concepto se gesta en nuestros valores de libertad, de amor, de relaciones, de justicia, de salud, etc.  Basadas en ellos se configuran nuestras creencias y de ahí derivan nuestras acciones, pensamientos y lenguaje.

Si algo te molesta te sientes invadido-a y es por eso que aparece el enfado cargado de energía para defenderte ante ese sentimiento de agresión.

Por ejemplo: Yo me enfado si mi pareja no recoge los platos en el lavavajillas.

Un enfado puede durar lo que tu quieras, un minuto, unas horas o un día entero. Tú eres quien decide qué hacer. Tú eres el responsable de tu inteligencia emocional.

Mi recomendación es que analices lo que te haya hecho enfadar, percibas cual es el límite que sientes invadido, los valores implicados, y le pongas solución.

Resolver el enfado

En mi caso: Respiro profundamente para detener la espiral de enfado y que no se convierta en un super enfado. La ira es como un tornado y si no lo paras a tiempo, comienzas a alimentarlo con más pensamientos y situaciones pasadas que engordan lo que no te gusta, lo que se llama rumiar el enfado. Con ello solo consigues un extra de ira, que puede desembocar en palabras, y gritos desmedidos con respecto a la situación original que te ha molestado.

Una vez parado el enfado, puedo pensar. Siguiendo el ejemplo, percibo cuales son los valores afectados: me doy cuenta que está afectando a mis valores de pareja y de mujer. Es decir, creo que las tareas domésticas deben ser compartidas y no una exclusividad de la mujer solo por el hecho de serlo.

Y actúo: resuelvo el enfado: Le digo a mi pareja con tranquilidad qué es lo que me ha molestado y qué es lo que espero que haga. “Cariño, me molesta ver los platos en la encimera, ¿podrías recogerlos en el lavaplatos? o bien ¿pasarles un agua y dejarlos en la poza?”

Antes hubiera ido al salón hecha una furia y en una actitud seca, tensa y con un tono alto, le hubiera dicho algo así: “Aquí comemos los dos, así que recoge tus platos igual que lo hago yo”

¿Cómo recibe el otro mis palabras? pues poniéndose a la defensiva, porque probablemente él perciba una invasión de sus límites, lo que se traduce en un enfado. Resultado: ya está la discusión asegurada.

Al poner solución a mi enfado, la energía se disuelve, y eso me permite continuar con mi vida sin rencor, sin pelusilla, volviendo a mi estado natural. Hablo con quien me haya enfadado sin enfado. No porque me lo haya tragado y haga como si no hubiera pasado nada. Ha pasado, pero lo he resuelto. Le he mostrado mi malestar, le he hecho partícipe de mis límites. Y me siento bien por ello.

En resumen: Cómo soluciono mi enfado

  1. detecto que me estoy enfadando
  2. respiro profundamente para detener el enfado
  3. reflexiono qué límites y valores están siendo afectados
  4. busco una solución
  5. pongo en acción la solución
  6. vuelvo a mi estado natural y continúo mi vida tranquilamente, feliz.

Como te decía antes, tu decides cuánto tiempo quieres vivir enfadado-a y cuánto te compensa vivir continuamente en esa emoción

En la gestión de emociones es fundamental que le pongas solución para que esa emoción no se quede arraigada dentro de tí, por que sino, te afectará a tu salud física y explotará cuando no deba y con quien no deba

Como le digo a los niños en las sesiones de inteligencia emocional, enfadarse es normal, pero todo el rato… no.

Y sobre todo, gestionando tus emociones estás enseñando a tus hijos cómo hacerlo. Estarás creando el ambiente perfecto de armonía en casa para solucionar los problemas con tus hijos y con tu pareja.

¿quieres averiguar tus valores? ¿aprender a gestionar tus emociones de una manera saludable? El enfado, los miedos, la ansiedad. ¿quieres mejorar tus relaciones?

Contacta conmigo y a través de mis sesiones con coaching, PNL  e inteligencia emocional vas a conseguirlo.

Puedes llamarme al 665925371 o bien rellenar el siguiente formulario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s