cambia de pregunta y tendrás otra respuesta

Las preguntas son poderosas

cambia de pregunta y obtendrás otra respuestaCuando tu hijo sale de clase y le preguntas ¿qué tal? probablemente su respuesta sea, “bien” de manera automática

Si lo que quieres saber es qué tal le ha ido en el colegio o en el instituto, pregúntale de otra manera y le ayudarás a encontrar otras respuestas.

Iniciar el diálologo con una pregunta que le haga reflexionar le llevará a esa situación y te contará mucho más que “bien”. Y además le proporcionas un nuevo entorno de pensamiento para que encuentre en su día algo más que unas horas aburridas

por ejemplo:

  • ¿qué es lo que más te ha sorprendido hoy?
  • ¿qué habrías eliminado de tu día?
  • ¿Con quién te ha gustado pasar el tiempo?
  • ¿De qué te has reído?
  • ¿de qué te has dado cuenta que eres capaz de hacer?

Existe una queja habitual de los padres: “mi hijo-a no me cuenta nada”

Si te pones en su lugar, seguro que puedes entenderle. Si en general preguntas qué tal, cómo ha ido el examen, o si tienes deberes… tu también responderías, bien, nosé, un poco.

Sin embargo con las preguntas que te propongo, puedes descubrir mucha información acerca de su día, de sus amigos, de sus gustos, de lo que piensa y siente, en definitiva, de él o ella.

Aprovecha su respuesta y con una actitud tranquila, abierta, interesada, ¡atención!: sin parecer un tercer grado, puedes ir tirando del hilo y crear un diálogo nuevo.

Es importante que no juzgues sus respuestas, ni le des tu opinión si no te la ha pedido. Ofrécele simplemente  fundamentalmente tu escucha

Y además, le estás dando un mensaje, me interesas tú, no solo tu rendimiento académico.

Habrá experiencias que no querrá compartir contigo, porque no eres su amigo,  y es solo con ellos con quienes siente que le van a comprender. Es normal y sano.

Pero hay mucho más que pueden y quieren compartir contigo, es solo que necesitan una ayuda, un arranque de motor distinto a cómo hasta ahora lo habías hecho.

Te animo a que empieces mañana y te vayas dando cuenta de que preguntas abren el diálogo y cuáles no. Es posible que la primera vez a tu hijo o hija le sorprenda la pregunta, pero eso es bueno. Sonríe y anímale respondiendo tu misma-o a la pregunta que le has formulado.

·”¿qué es lo que más te ha sorprendido hoy?” “a mi que he ido al dentista está mañana, me ha sorprendido que no me duela tanto la boca después de irse la anestesia. Y me ha alegrado :)”

Trabajo con adolescentes desde el coaching para abrir un diálogo con ellos, mejorar su autoestima, su organización, su inteligencia emocional, su seguridad y que avancen sabiendo que son capaces.

Coach de adolescentes

Si quieres más información puedes ponerte en contacto conmigo a través del siguiente formulario.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s