la autoestima en la adolescencia

la autoestima en la adolescenciaUna buena autoestima me parece fundamental para sentirte bien y tener éxito en todas las áreas de tu vida.

La adolescencia es una etapa en la que la autoestima se puede sentir magullada. El cuerpo cambia, se sienten observados y juzgados, quieren pertenecer al grupo y a la vez destacar. Les influye lo que dicen de ellos, como les tratan y sobre todo la visión que tienen de sí mismos.

Hay momentos en los que pueden ser más vulnerables como el paso a secundaria, a bachillerato, un cambio de centro, o un cambio en el entorno familiar o social.

Si tienes un hijo o hija adolescente puedes ayudarle en su vida social, formativa, emocional y psicológica, potenciando su autoestima.

Cuando gozas de buena autoestima te respetas, te quieres y te valoras. También eres consciente de aquello que no se te da bien, pero no te avergüenzas, sino que eres capaz de aceptarlo y mejorarlo si lo deseas.

Si tienes buena autoestima lo reflejas en la seguridad con la que emprendes, opinas y te diriges a los demás. Respetando y haciéndote respetar.

Te valoras como bueno, muy bueno o excelente sin importarte lo que digan los demás, sin decaer ante sus críticas. Al contrario, mantienes una mirada positiva y optimista. Eres capaz de fijarte objetivos y de llevarlos a cabo, porque eres consciente de tu potencial y sabes que lo puedes conseguir.

En mis sesiones de coaching con adolescentes, es una de mis prioridades.  A través de mis preguntas y ejercicios, procuro que se conozcan, se acepten y se gusten.

En cada sesión describen una meta y cómo llegar a ella. Son objetivos a corto plazo, relacionados con su actividad habitual, como el estudio, la concentración, los compañeros de clase, su forma de relacionarse, sus enfados.

Alrededor de la 5ª o 6ª sesión les pregunto como valoran el proceso conmigo, para qué les está sirviendo. Son contestaciones muy reveladoras que me permiten comprender en que punto se encuentran.

Mis clientes adolescentes me han dado respuestas como estas:

“me siento más motivado, no sé como explicarlo, pero cuando me despierto, tengo ganas de hacer cosas, y antes solo quería seguir durmiendo”

“me he dado cuenta de lo que quiero conseguir y cómo hacerlo”

“Ahora veo las cosas desde otra perspectiva” “Me he dado cuenta que puedo aplicar al estudio habilidades que uso en otras áreas”

Leer testimonio completo de C.14 años

En resumen, darse cuenta de que tienen metas, de que existen formas de alcanzarlas y de que lo logran, es un subidón para ellos.

Como padres puedes apoyarle:

  • ofrécele ánimo y elogios en lugar de crítica
  • interésate por sus gustos y aficiones, sin juzgar. Aprende de ellos
  • escúchale, ofrécele tu apoyo y afecto
  • valora cada gesto positivo, no hay gesto pequeño que no se merezca un aplauso
  • elabora, si puede ser conjuntamente con tu hijo-a, unas normas y unas tareas acordes a su edad que potencien su responsabilidad y compromiso.
  • dale ejemplo en el cumplimiento de normas y tareas

Si quieres que tu hijo o hija mejore su autoestima, el motor para su confianza, su seguridad, sus relaciones, su optimismo, su formación, etc, puedo ayudarle a través de mi método de coaching.

Si quieres saber más acerca de mi método puedes leer aquí: coach de adolescentes

Rellena este formulario y me pondre en contacto contigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s