elimina los miedos que te limitan en 5 pasos

elimina tus miedos, coaching, coach adolescentes5 pasos para afrontar tus miedos

Hace unas semanas te contaba acerca de los miedos imaginarios de los niños: dulces sueños: cómo ayudo a mi hijo-a cuando tiene miedo

Como adultos también tenemos miedos imaginarios, fantasmas, pirañas que te comen por dentro y que en realidad los has generado tu. Son miedos que te limitan

Por ejemplo, el lunes tienes programada una reunión de trabajo, en la que vas a hacer una presentación a varias personas de tu empresa y en función del resultado, es posible que inicies un proyecto para un cliente nuevo.

Para tí es muy importante que salga bien, pero te sientes a ratos con angustia, a ratos con frustración, a ratos con euforia, a ratos con impotencia.

Te acuestas por la noche y le das mil vueltas a todas las posibilidades. En función de tu estado, tu imaginación crea un posible desenlace para esa reunión.

  • Se te traba la lengua, te falta material y la presentación es un fracaso.
  • Acude de imprevisto el jefe de departamento con el que tuviste unas palabras hace poco, y de repente sientes que todo va a ir mal.
  • Te das animos y resuelves que la reunión irá bien.
  • La reunión no es un problema, pero te da mucho miedo pensar en emprender un proyecto con el cliente nuevo. ¿Cómo vas a gestionar a ese gigante?

¿Alguna vez te ha pasado algo parecido? A mi muchas veces. En realidad, cada uno de los puntos podría ser parte de un libro de narrativa, con subgénero de terror, thriller o drama, depende del estado en el que te encuentres ese día.

Otro ejemplo, ha ocurrido una situación con tu pareja, (o con algún amigo), algo de lo que ha dicho o hecho no te ha gustado nada y quieres aclarar con esa persona lo sucedido.

Las situaciones imaginarias podrían ser:

  • no me va a escuchar, me voy a enfadar yo, vamos a acabar discutiendo y al final me voy a sentir horrible
  • no me va a entender, me va a decir que es una tontería
  • seguro que elijo el peor momento del día
  • lo dejo pasar, total, tampoco es para tanto

El miedo es el elemento que te bloquea, te produce ansiedad y te impide hacer tu trabajo, hablar con tu pareja y dormir tranquilamente.

Cuando sentimos miedo, nuestro cerebro emocional nos dice “no tengo recursos suficientes para afrontar la situación”

Qué puedes hacer si tienes miedo en 5 pasos

Previo: Deja la bola de cristal guardada en el armario, o mejor, rómpela para siempre. Todas esas historias que imaginas no te están ayudando. Tú estás creando más miedo y más ansiedad al resolver en tu mente algo que todavía no ha sucedido y por supuesto no sabes si va a suceder así.

paso 1: primero emoción. No tengas miedo al miedo. Reconócelo, acéptalo, mírale a los ojos. No pasa nada. El miedo es una emoción natural que te da información.

paso 2: ahora analiza. Llega el momento de saber a qué le tienes miedo. En el ejemplo de la reunión: tienes miedo a hablar en público, a que tienes mucho lío y no sabes si vas a tener perfecta la presentación, a tener un nuevo cliente, a que ocurra un imprevisto, a sentarte en la mesa con un compañero, ¿a qué le tienes miedo? Si sabes a que le tienes miedo puedes aprender nuevos recursos o mejorar los que tienes para afrontar la situación.

paso 3: encuentra la solución. Como ya sabes a qué le tienes miedo, puedes buscar recursos nuevos o mejorar los que tienes para afrontar la situación.

Sigo con el ejemplo de la reunión: miedo a hablar en público >> curso para ello, o buscar en youtube “prepara tu mejor presentación” Miedo a no tener la presentación a tiempo: Delega algunas tareas o habla con tu jefe de equipo para que te permita dedicarle más tiempo.

Miedo a un imprevisto: haz una lista de qué puede ocurrir. Todo aquello que esté bajo tu influencia puedes controlarlo y para ello puedes preparte. Si no está en ese grupo no lo pienses más porque no te está ayudando. Y se trata darte la ayuda que necesitas.

paso 4: Ponte en acción. Elige la solución que más te convenza y ponla en acción. Si se queda en una lista es como si llenas de gasolina el coche pero luego no conduces hasta tu destino. Hazlo, y luego evalúa si ha sido un recurso adecuado.

paso 5: Actitud positiva. Como digo siempre, tu mente es muy poderosa. Ponte en modo on. “soy capaz” “quiero” “puedo” “lo consigo”

Nos han enseñado que el miedo es malo, que no debemos sentir miedo, que debemos ser valientes y que sino eres débil. Pero no es verdad.

Ahora sabemos mucho más de nuestro cerebro, de la inteligencia emocional y de la relación que existe entre las emociones, pensamientos y decisiones.

Si eres humano, sientes emociones y lo mejor que puedes hacer es reconocerlas, entenderlas y utilizar la información que te ofrecen para vivir mejor. Sigue los 5 pasos y entrena a tu mente.

Si quieres analizar en mayor profundidad tus miedos, descubrir tus recursos y ponerlos en acción, puedo ayudarte. Rellena el siguiente formulario y me pondré en contacto contigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s