dulces sueños: cómo ayudo a mi hijo-a cuando tiene miedo

dulces sueños, terrores nocturnos, pesadillas,Terrores nocturnos, pesadillas y miedo

Hace unos días una mamá me preguntó qué podía hacer para ayudar a su hijo de 3 años que estaba teniendo terrores nocturnos.

Las emociones son un tema que considero tan importante que lo trato mucho en la escuela de padres, en el blog, y en mis sesiones de coaching. He publicado otros artículos como: que hago cuando mi hijo se enfada, actividad de autoestima para niños y niñas, el cuento del enfado y su amiga la tristeza

Así que la pregunta de esta mami me pareció una buena idea para compartir contigo.

Diferencias entre terrores nocturnos y pesadillas

Los terrores nocturnos ocurren en la fase de sueño profundo, y los niños se muestran agitados, incluso pueden levantarse, o sentarse en su cama. Si bien no están completamente despiertos, y de hecho no recordarán el episodio. En este caso lo que podemos hacer es:

  1. hablarles dulcemente e invitarles a dormir,
  2. estar pendientes para evitar que se hagan daño
  3. favorecer un ambiente relajado antes de irse a dormir, con rutina de horarios y tiempo de sueño suficiente.

Las pesadillas en cambio, son sueños feos que despiertan a tu hijo, que recordará al día siguiente y del que podrá hablar. Cuando tu hijo tenga una pesadilla:

  1. dale consuelo,
  2. explícale que no es real sin hablar de la pesadilla para no alterarlo más,
  3. acompáñale hasta que vuelva a dormirse para darle seguridad. No pasa nada si esa noche necesita dormir contigo en la cama, al revés, justo entonces es cuando necesita sentirse muy querido y muy seguro.

Por si quieres profundizar un poco más, te dejo un enlace a la página Bebes y más donde explican más diferencias entre ambos conceptos de una manera muy sencilla

https://www.bebesymas.com/salud-infantil/como-distinguir-entre-una-pesadilla-y-un-terror-nocturno

Pesadillas y terrores nocturnos tienen un elemento en común, el miedo.

¿Qué significa el miedo?

El miedo nos indica que sentimos falta de recursos para afrontar dicha experiencia.

Existen dos tipos de miedos, los imaginarios, como un fantasma y los reales como la oscuridad, o las arañas.

Las pesadillas estarían dentro del saco de los imaginarios, pero no solo los tienen los niños. Los adultos también tenemos miedos imaginarios, como asistir a esa reunión. Un miedo que muchas veces estamos varios días alimentando suponiendo varias resoluciones a esa situación, a cual peor.  Pero…ese es otro tema del qué hablaré en otro momento.

Lo que si quiero señalarte es que un fantasma es muy real y le da mucho miedo a tu hijo, al igual que para tí esa reunión. Por tanto no minimices su miedo porque es igual de importante que el que tienes tú.

Como padres, queremos evitarles sufrimientos a nuestros hijos, lo que no siempre es posible,  y hasta cierto puento tampoco recomendable. En el caso de las pesadillas, podemos favorecer un ambiente para un sueño tranquilo, que aunque no le asegure una noche sin pesadillas, siempre será bueno como rutina para un desacanso adecuado. Estas son mis recomendaciones.

Relacionado con las pesadillas voy a proponerte varias actividades para hacer con tus hijos sobre los miedos imaginarios que son aquellos que no existen, que están en tu cabeza.

Qué hacer para favorecer un sueño tranquilo

  • Tranquilidad, serenidad y cariño por tu parte. Transmítele que va a tener sueños bonitos, que mamá va a estar contigo, y evita recordarle cualquier hecho desagradable para que le venga a la memoria justo antes de irse a dormir
  • ritual para irse a domir. Establece una rutina tanto en horas de sueño como la hora para irse a dormir. Como leer un cuento, poner el pijama, hacer un masaje, cantar una canción de cuna. Siempre en un tono relajado. A los niños les encantan las rutinas porque les aportan seguridad y tranquilidad. Y esto es justo lo que buscamos para el momento de dormir.
  • un ambiente tranquilo. Nada de pelis violentas, ni de bichos, ni de pilla-pilla, ni de ritmo trepidante que le pueda acelerar.
  • una luz suave encendida toda la noche. Existen lamparitas y en mi caso tenemos un enchufe con una luz led muy suave que además de cumplir esa función, me alumbra lo suficiente si tengo que entrar en su habitación para ver al peque como está.
  • dormirse con un muñeco especial, un coche molón o una pinza de ropa. No importa lo que sea sino que para tu hijo-a sea relevante. Puedes dejar que coja el sueño con él y luego dejarlo en su mesilla por si se despierta por la noche.

Se acerca el verano, y pasamos más tiempo con nuestros pequeños, así que he pensado en preparar una serie de post con actividades sobre inteligencia emocional para hacer con ellos desde el juego, la metodología que a mi me gusta.

Relacionado con el miedo te adelanto, la caja de monstruos, los polvos mágicos o dibujo al fantasma. Con indicaciones para que te resulte más sencillo hacerlo con tus hijos.

¿Te apuntas? Sígueme en el blog y te mantendré informada. Quiero suscribirme

Transmitir a tus hijos que las emociones existen, que son parte de nosotros y que es bueno conocerlas y gestionarlas, es un tesoro muy valioso que le acompañará toda su vida

escuela de padresApúntate a la escuela de padres

Tienes de tiempo hasta este domingo 28 de mayo. Leer más

 

escuela de mamás, escuela de padres

 

Las mamás que han estado conmigo dicen sobre la escuela. Leer más

 

 

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s