cómo aumentar tu motivación interna

Empezemos por el principio, ¿qué es la motivación?

La motivación es la razón que nos incita a comenzar conductas y a mantenerlas. Es nuestro para qué. Y averiguarlo nos va a dar pistas sobre lo que hacemos o no hacemos, sobre lo que conseguimos y no conseguimos

Existen dos tipos de motivación, interna y externa.

La motivación intrínseca es aquella cuya recompensa es la misma actividad. Estudiar para aprender, practicar un deporte para superarnos o trabajar para sentirnos satisfechos con la tarea.

La motivación extrínseca es aquella cuya recompensa viene de fuera de la actividad. Estudiar para sacar nota, practicar un deporte para conseguir una medalla o trabajar por un salario.

¿Cuál es mejor?

Depende de lo que queramos. Los expertos apuntan que para iniciar una actividad que no nos resulta interesante, aportar una motivación externa va a ayudar. Sin embargo para mantener esa conducta es necesario que la motivación sea interna. Esta comprobado que un exceso de motivación externa tiene como resultado una bajada en la productividad.

En mi opinión la motivación interna es energía, es actitud y es fundamental para que el cambio sea constante en el tiempo. Por eso yo trabajo este tipo de motivación con mis clientes de coaching.

motivacion
¿Quieres aumentar tú motivación interna?

1.- Responde a la pregunta ¿para qué?

Por ejemplo, para qué trabajas, para qué haces eso, para qué llamas, para qué haces régimen, para qué…

Si las respuestas que te surgen son externas, ej: para obtener reconocimiento, para caer bien, para tener un ascenso, etc, acabas de darte cuenta porque no consigues mantener la conducta.

2.- Encuentra tu motivación intrínseca.

Busca dentro de tí y vuelve a responder ¿para qué?. Para sentir orgullo de mí, para crecer como persona, para entenderme mejor, para mejorar, para creer en mí, etc.

3.- Construye una frase con el verbo en presente que contenga tu motivación interna y repítela todos los días, por la mañana, de camino al trabajo o al ir a comprar el pan, al acostarte, cuando te apetezca, cuando tengas dudas o debilidad.

“me siento orgullosa de mí” “estoy creciendo como persona””me entiendo mejor””estoy mejorando”

Si al decirlo sientes como un cosquilleo en el estómago, acabas de dar con la tecla para movilizarte por tí mismo. Si no sientes el cosquilleo, busca otra palabra hasta que la encuentres.

Esta práctica va a darte fuerza y energía para mantener o para iniciar una conducta. Estarás llenando de gasolina tu cerebro.

Si quieres trabajar desde tu motivación intrínseca conmigo, rellena este formulario y me pondré en contacto contigo.

 

One response to “cómo aumentar tu motivación interna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s