Para qué haces lo qué haces?Evitas el dolor? o buscas el placer?

Probablemente ante esta pregunta te hayas respondido, “yo claramente hacia el placer – quiero ser feliz”

¿En serio, estás segur@? ¿para qué ves las noticias, buscas una pareja o te cambias de residencia?

En general, todos tenemos una tendencia dominante para dirigirnos por un camino u otro.

Evitas el dolor si

  • lees a Tolstói para evitar que te señalen cómo un inculto.
  • ni te planteas tirarte en paracaídas porque te parece peligroso

Te diriges hacia el placer si

  • lees a Tolstói porque te apasiona su conocimiento.
  • has comprado un salto en paracaídas porque quieres sentir la adrenalina

chisto dolor placer

Todos deseamos, y actuamos para movernos hacia el placer o para alejarnos del dolor

Es una dicotomía que se aloja en nuestro cerebro reptiliano, la parte más antigua de nuestro intelecto, y que de forma insconsciente nos direcciona hacia uno de los polos.

En otro tiempo suponía una respuesta vital para la supervivencia, nos evitaba enfrentarnos a los peligros y nos dirigía hacia los alimentos más calóricos.

En nuestro momento evolutivo el significado profundo es el mismo, pero el contexto es algo distinto. Ahora entran en juego las creencias, los recuerdos, y las motivaciones.

Cuando en mi formación como coach y en relación a la programación neurolingüística nos explicaban los metaprogramas, me plantearon esta pregunta. ¿Qué es lo que te mueve? ¿ir hacia el placer o evitar el dolor?

En aquel momento, que ya hace 3 años, no supe que responder. Estaba en un trabajo que no me satisfacía, mi cuerpo apenas mostraba energía. Intuí que mi movimiento era para evitar el dolor.

Un poco más adelante surgió de nuevo esta dicotomía. Estudiando inteligencia emocional se nos planteó la siguiente cuestión. ¿tienes miedo a la muerte o a la vida? que dicho de otra manera, ¿te mueves evitando dolor o para ganar placer?

Resolví el cuestionario y ¡sorpresa! Tengo miedo a la vida, miedo a quedarme sin hacer lo que me gusta. Es decir, me muevo, siento, busco, aquello que me otorga energía, placer, satisfacción. Tiene todo el sentido del mundo porque ya estaba inmersa en mi nueva profesión como coach.

Resultó que aquello que se movió en mi interior hacía 3 años hizo que cambiara mi interés, y a día de hoy sigo dirigiéndome hacia el placer y además siendo consciente de ello.

 Ahora, te invito a que te preguntes y con sinceridad te respondas.

  • ¿Te mueves hacia el placer?
  • ¿Te alejas del dolor?

Hacerte consciente de cual es el camino dominante que sueles tomar te va a ayudar:

  • a entender porque tus acciones y tus comportamientos te llevan por un camino y no por otro.
  • porque conectas con un tipo de personas y no con otros
  • resolver si es el tipo de camino que quieres para tí.
  • modificar poco a poco y de forma consciente tus acciones.
  • Cambiar

Si te ha gustado el post te invito a que lo compartas con tus contactos en tus redes sociales, tal vez a otras personas les guste leerlo también.

¿Quieres estar al día de lo que publico y recibir regalos exclusivos solo para suscriptores?

Si, quiero suscribirme

¿Quieres una guía de viaje para enfocar tu camino?

Si, quiero un cambio

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s