cómo utilizar el pasado de forma útil

Me encanta el monte, la sensación de libertad, el aire puro, y el esfuerzo recompensado al llegar a la cima de la montaña.

montaña

Cuando me preparo para subir un pico, algo pequeño que no soy Carlos Pauner, lleno mi mochila con agua, un chubasquero y algo de comer. Y depende de la época del año también añado algo de abrigo.

Me gusta llevar mi mochila pero solo con lo imprescindible, lo que necesito, lo que me ayuda. Y el resto lo dejo en casa. ¿Para qué lo quiero ahora?

En realidad todos caminamos por la vida con una mochila, nuestro pasado.

La pregunta es ¿qué llevas en ella? ¿agua? ¿comida? ¿pedruscos?!!

Tu mochila puede ayudarte o puede impedirte avanzar en el camino.

4 ideas fundamentales sobre cómo utilizar tu pasado

  • En primer lugar tienes que saber que tu pasado, ha pasado. No va a volver.
  • Enhorabuena! tienes un presente que vivir, así que mejor concéntrate en sentirlo antes de que se convierta en otro pasado.
  • Puedes mirar tu pasado de dos formas. Como un pedrusco que te impide avanzar. O como unas piedrecillas en las que tropezaste. Unas piedrecillas que ahora eres capaz de reconocer y en las que te apoyas para impulsarte.
  • Tu elijes y lo que elijas estará bien.

Te pongo un ejemplo personal.

Cuando decidí que buscaba un despacho para alquilar me surgieron miles de dudas. ¿podré asumir el gasto?, ¿es de verdad lo que necesito?

Para resolverlas miré dentro de mi mochila y busqué piedrecillas.

La abrí,  rebusqué y surgieron mis últimos dos años, en los que fui capaz de vivir económicamente ajustada pero feliz. Conclusión, soy capaz de hacerlo un tiempo más.

Volví a mirar en mi mochila y me encontré cual era mi objetivo cuando dejé mi anterior trabajo. Claro que tuve miedo, pero la ganancia fue alta, así que puedo hacerlo otra vez. Conclusión, voy a sentir miedo pero la recompensa merece la pena.

Y aquí estoy, en mi despacho, más feliz que Ortiz. 🙂

En mi mochila hay muchas más experiencias, claro que sí, pero ya no la abrí más. Ya tenía lo necesario para continuar mi andadura. La abriré de nuevo cuando la necesite.

El pasado ni se borra ni se olvida, siempre estará ahí, pero eso no significa que tengas que cargarlo a todas horas. Con esto quiero decirte que puedes usar tu pasado útil, y el resto mejor déjalo en casa. No gastes esfuerzos en cargar preduscos que ni necesitas ni te ayudan.

Utiliza tu pasado para apoyarte en tu presente. Abre la mochila para encontrar lo que necesites, esa experiencia que te ilusionó, esa habilidad que te hizo capaz y tráelo al presente.

En un proceso de coaching buscamos soluciones desde el positivismo

En el caminar de la vida nos encontramos con diferentes senderos y encrucijadas, algunos son muy empinados y otros más llanos. Nos marcamos objetivos, picos a los que subir y cuando llegamos tal vez queramos más. También vivimos momentos en los que decidimos cambiar de montaña, o simplemente pararnos a descansar un rato.

La vida es maravillosa, y yo elijo vivirla sin pedruscos


Si te ha gustado el post te invito a que lo compartas con tus contactos en tus redes sociales, tal vez a otras personas les guste leerlo también.

¿Quieres estar al día de lo que publico y recibir regalos exclusivos solo para suscriptores?

Si, quiero suscribirme

¿Quieres un cambio?, ¿quieres algo mejor para tí?, ¿has decidido que no pasa ni un día más sin ponerte en marcha? Te ofrezco la oportunidad de trabajar juntos y conseguirlo, simplemente envíame un correo

Si, quiero un cambio

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s