te confieso que yo también fuí una procrastinadora

Últimamente he leido y escuchado mucho la palabra procrastinación. Son este tipo de palabras que de repente se ponen de moda y todo el mundo las utiliza.

Si te digo la verdad yo no sabía cual era su significado, y la semana pasada, cansada de escuchar la palabra sin entenderla del todo la busqué en google, esa maravillosa herramienta al alcance de todos que nos ofrece mil informaciones sobre todo lo que queramos.

  • Según la Real Academia de la lengua

PROCRASTINAR: diferir, aplazar

  • En la Wikipedia encontramos una definición algo más extensa

PROCRASTINACIÓN: La procrastinación, postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables.

la-procrastinacion.jpg

Tiene su raíz en la asociación de la acción a realizar con el cambio, el dolor o la incomodidad. Puede ser psicológico (ansiedad, frustración), físico (actos que requieren trabajo fuerte o mucho ejercicio) o intelectual.

¿Tu eres un procrastinador / procrastinadora?

Te confieso que yo si lo he sido y estoy casi segura que tu también.

Cuando percibimos esa tarea como abrumadora, desafiante, inquietante, peligrosa, díficil, tediosa o aburrida, es decir, estresante, lo que hacemos es autojustificarnos y posponerlo a un futuro sin día.

Es un error, porque la ansiedad que nos genera una tarea pendiente sin tener fuerza de voluntad para concluirla, nos afecta a nuestra autoestima.

A mi me ha pasado en mi vida laboral.

Cuantas veces en el trabajo he dejado pendiente una llamada por miedo a la respuesta, creyendo que iba a ser mala para mí. La postergaba diciéndome, “mejor llamo mañana a primera hora, que este no es un buen momento”.

Otras veces dejaba para mañana la elaboración de un informe porque creía que iba a ser demasiado largo y tedioso. Así que me decía, “mejor lo empiezo mañana que ahora ya no tengo tiempo suficiente”.

Y también en mi vida personal.

Mañana pongo la lavadora, mañana salgo a comprar al super, mañana te llamo y nos tomamos un café.

Pero llegaba el día siguiente y volvía a buscar una nueva excusa para no hacerlo, convenciéndome de que al día siguiente si que lo haría.

Sin ser consciente de ello, había incumplido un trato conmigo misma y mi autoestima se resentía.

Cuando esperas una llamada de alguien y no llega ¿qué piensas sobre esa persona? Tal vez que es informal, que no ha podido pero aún así te podía haber avisado, o que es un incompetente, por decir algunas.

Pues cuando haces un trato contigo mismo-a y no lo cumples, tu inconsciente te dice eso mismo de tí. “Eres informal, podías haber avisado, eres un incompetente”. Y te marchas a la cama con el run-run en la cabeza.

Todas esas tareas pendientes llega un momento que las realizamos y entonces nos sentimos genial, nos quitamos un enorme peso de encima, y pensamos, ole! ya está hecho! Y ese día dormimos como un bebé.

Ese día nuestra autoestima se ve reforzada. Ese día hemos cumplido con nuestro trato, y nos sentimos competentes, formales y fuertes.

¿Te identificas con alguna de las situaciones que te cuento?

Teniendo en cuenta que la procrastinación está a la orden de día,

¿que podemos hacer?

  • Ser consciente de que la estás utilizando y de cuales son las consecuencias.
  • Si pospones la tarea, negóciate una vez y cumple con tu promesa. El renegociarte constantemente es lo que va a hacer que tu autoestima se resienta.
  • Puedes dividir la tarea en subtareas. Alcanzar pequeños logros te va a dar energía motivadora para llegar hasta el final.
  • Anticípate. Puedes planificar esas acciones con tiempo suficiente para acabarlas en plazo.
  • Y sobre todo, deja de creer que es tan dificil, que da tanto miedo o que no puedes, porque te recuerdo que son solo creencias que están en tu cabeza. ¿cómo sabes que es tan dificil si todavía no lo has intentado?

Te hago otra confesión. Yo no soy perfecta y hay ocasiones en las que pospongo alguna tarea.

La diferencia con el tiempo pasado es que soy consciente de ello. Me planfico con tiempo, lo apunto en mi agenda y le pongo un check en verde cuando está realizada. Te parecerá una tontería, pero me hace sentir super bien.

Para reforzar tu autoestima, confiar en tí y sentirte el mejor y la mejor, deja la procrastinación de lado.
Empieza a ser dueño-a de tu vida.

¿Quieres estar al día de lo que publico y recibir regalos exclusivos solo para suscriptores?

Si, quiero suscribirme

Si te ha gustado el post te invito a que lo compartas con tus contactos en tus redes sociales, tal vez a otras personas les guste leerlo también.

¿quieres un cambio?, ¿quieres algo mejor para tí?, ¿has decidido que no pasa ni un día más sin ponerte en marcha? Te ofrezco la oportunidad de trabajar juntos y conseguirlo, simplemente envíame un correo

Si, quiero un cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s